Ron Weasley: el héroe normal al que necesitábamos

En este articulo hablaremos de Ron Weasley: el héroe normal al que necesitábamos todos los fans para sentirnos menos muggles.

Como bien pueden imaginarse todos los que colaboramos en esta web amamos Harry Potter, así como al mágico mundo de Hogwarts o el maravilloso Callejón Diagón y por supuesto también todos los desafíos tan emocionante que enfrenta Harry.

Por mi parte comencé a tener adicción por Harry Potter desde 2005, me costo un poco pero he terminado doblegándome a sus encantos.

Los años previos a este no les mentiré, me pase odiando la saga, no me sentía atraída por la historia y llegue a un punto que no me interesaba en absoluta nada que tuviese que ver con ella.

Yo tenía quizás alrededor de los 13 años cuando J.K Rowling dio ese enorme saltó a la fama con sus libros, casi todos los pre adolescentes y niños a mi alrededor querían el dichoso libro de Harry Potter, pero yo en aquel entonces lo califiqué como otro libro de niños ricos.

Esos que hacen de la gente pobre ignorante, y que por lo tanto cualquiera que no comprenda la lectura es otro ignorante y merece ser señalado y hasta insultado, sí lo sé, era una niña muy terca, pero es porque estas opiniones en realidad fueron cultivadas por experiencias obtenidas con autores de un género bastante parecido al de J.K.

El estilo de escritura de estos solían representar a los villanos con sobrepeso debido a su pereza o ignorantes por su incapacidad para leer.

Así que mantuve mi protesta en contra de estos libros durante casi dos años, aunque prometo que intente leer Harry Potter y la piedra filosofal durante un tiempo, tirando la toalla después del primer capitulo y jurando a mi misma no volver a intentarlo más, su ritmo me parecía lento y con los típicos personajes de otros escritores.

Tiempo después…Ron Weasley: el héroe normal

Cuando tenía 16 años, Harry Potter volvía a la carga y era de nuevo el centro de atención, estrenaba otra de sus películas, esta vez ya no quería quedarme fuera del circulo y decidí darle a los libros una última oportunidad, pero eso sí, ya no leería el primer capitulo.

Honestamente me tomó bastante tiempo pillarle gusto al libro, pero continué intentándolo por un personaje a cual deseaba mucho conocer y que se encargo de mantenerme pegada al libro durante esos primeros capítulos.

No era Hermione por si estáis pensando en ella, ni Hagrid, ni Potter, era ni mas ni menos que le pelirrojo de Ron Weasley.

Puedo confesar que antes de meterme de lleno en la lectura de este libro nuevamente, recuerdo haber estado hojeando esos primeros capítulos todavía haciéndome la pregunta del porque a la gente le había gustado tanto esta saga cuando entonces me encontré con el primer cambio de palabras entre Harry y Ron a bordo del Hogwarts Express.

Me sorprendió mucho y para bien que este personaje pareciera tan normal y corriente y pensé «pues me gusta Ron» mientras seguía hojeando.

Avance con la lectura hasta el punto de volverse imposible quitarme el libro.

Me enganche a la historia y aprendí todo lo que pude sobre este mundo mágico y tan emocionante, hasta el punto de leerme varias veces un mismo libro que termine sabiéndolo de memoria y así fue como Ron terminó convirtiéndose oficialmente en mi héroe.

Me gustó mucho su honestidad, sentido del humor y las frases brillantes que de vez en cuando soltaba.

También el hecho de que amaba la comida y que todo el tiempo tenía hambre era un atributo con el cual me sentía identificada, no era egoísta ni codicioso aunque en algunas ocasiones quisiera tener un poco de atención no me parecía un ser que solo pensase en él, por el contrario siempre estaba ahí para los demás.

En resumen

Fue entonces a través de Ron que descubrí el lugar maravilloso que era Harry Potter y lo equivocada que estaba en cuanto al libro, Ron tenía defectos como todos y luchaba con ciertos problemas como una persona normal, pero eso no le quitaba ser inteligente y conocedor de algunos temas donde los demás no tenían idea, atributos que eliminaban en la película y eso me molestaba mucho.

Se le convertía únicamente en el divertido y algo cobarde del grupo dejando de lado sus otras cualidades, como personaje se merecía más que eso.

En Harry Potter y el legado maldito por ejemplo también se dejo a un lado a Ron, esto para darle protagonismo a Harry, Hermione, Ginny o incluso a Malfoy.

Habían hecho de su presencia un acto puramente para hacer reír, esto para mí fue otra oportunidad que se desperdicio para demostrar su potencial.

En resumen le debo muchísimo a Ron, la verdad creo que sin él me hubiese dado por vencida con los libros y habría dejado atrás esa oportunidad de leerlos de nuevo, sin duda es mi Weasley favorito.

Como dije antes mi héroe y por ello quiero agradecer a Ron Weasley: el héroe normal que necesitaba por hacer de Harry Potter un mundo aun mejor.